YAMA


#Kakio Tomizawa

Kakio Tomizawa (~ 1902 1962)

  kakio1.gif

Shuoshi Mizuhara, miembro influyente de la sección de Hototogisu, que abandono en 1931, tuvo una fuerte reacción contra Suju Takano y Kyoshi Takahama, defensor del  método de Suju.

Shuoshi pensaba que el dogma de Suju era “haiku chato y conformista kyakkan shasei” (bosquejo objetivo) y describía solamente cosas monótonas e insistió que el haiku debe expresar una belleza bien determinada.

La independencia de Shuoshi dio un fuerte golpe al mundo Kyoshi que el haiku había dominado. Los poetas jóvenes, estimulados por este acontecimiento, iniciaron un movimiento innovador más radical, llamado “Shinko Haiku” (haiku joven y nuevo).

Shuoshi no concedía ningún valor al haiku sin el kigo (haiku de las estaciones), y  buscó temas para el haiku en la naturaleza y en la vida que trataba de la naturaleza.

Los poetas jóvenes de Shinko Haiku rechazaron la regla del kigo y procuraron modernizar el haiku, modelándolo al modo de la literatura occidental. Varios de ellos simpatizaban con el socialismo o el dadaísmo.

Los principales poetas de Shinko Haiku son Sanki Saito (~ 1900 1962), Kakio Tomizawa, Hosaku Shinohara (~ 1905 1936), Soshu Takaya (~ 1910), y Hakusen Watanabe (~ 1913 1969).

Kakio Tomizawa, influenciado por los poemas de los simbolistas, intentó expresar un viseral modernismo. Introdujo, a la manera occidental, la abstracción, la metáfora, y la analogía.

Hoy, las opiniones sobre Kakio todavía varían. Especialmente los poetas tradicionalistas que niegan el valor de Shinko Haiku, incluyendo a Kakio.

Se le hacen dos clases de reproches a Kakio:

Uno a su técnica: “Haiku es la forma más corta de la poesía del mundo, por lo tanto puede transmitir solamente una poca información. La esencia del haiku, es la alusión al espacio extenso con algunas palabras, no el expresionismo. Esta es la razón por la cual los haijines tenían cuidado de hacer las descripciones simples, saliendo desde un lugar a la imaginación de los lectores.

La manera de Kakio para atraer a los lectores manejando las metáforas limita la libertad de la imaginación y debilita el haiku.” Este tipo de reprobación viene principalmente de los poetas tradicionalistas.

Pero me parece que esta clase de reprobación considera solamente un aspecto de la técnica de Kakio.

Antes de Kakio, solamente fueron utilizadas las descripciones simples. Había entonces una base cultural que apoyaba esta simplicidad; seguía habiendo muchas costumbres establecidas y el japonés tenía criterios comunes sobre el valor y el sentido estético firmemente establecido; así, las descripciones simples evocaban por igual los mismos placeres a todos los lectores japoneses.

Mientras que la internacionalización, el desarrollo y la modernización se aceleraron, llegó a ser difícil compartir los mismos valores, incluso entre japoneses. En cuanto al haiku, se hizo necesario reforzar la transmisión adoptando las expresiones exageradas tales como la metáfora y la analogía.

La otra reprobación era para su persona:

Los poetas de Shinko Haiku rechazaron la cultura convencional japonesa y expresaron la repulsión para esta sociedad donde, el nacimiento, las relaciones humanas, y la autoridad de los ancianos eran más respetados que la calidad del individuo.

Soñaban con valores liberales y aceptaron la idea del individualismo occidental.

Después de la guerra, penetrar la mentalidad tradicionalista japonesa que seguía amado la autoridad a pesar del experimento doloroso de la derrota, Kakio expresó, como individuo, la desesperación de la humanidad.

No obstante sus valores, ellos mismos ponen al ser humano en el centro del universo, la idea que un individuo tiene el mismo derecho que la sociedad, está en tela de juicio hoy en día. ¿Podemos decir que un individuo es superior a una rata? Si podemos admitir sin ironía que no hay diferencia entre un hombre y una rata, una nueva opinión sobre hombre surgirá; si el individuo no es más que sus derechos, la desesperación de la humanidad desaparecerá.

En base de esta importante crítica contra Shinko Haiku, Koi Nagata, Seito Hirahata (~ 1905 1997), y otros poetas fundaron el movimiento “Kongen Haiku” (haiku que busca el origen de la existencia).

Las opiniones sobre Kakio varían, pero muchos haijines contemporáneos adoptan su método. Creo que su actividad como pionero nunca se pondrá en duda.

Escrito por
Ryu Yotsuya

 

 

Kakio Tomizawa

Una grúa
El sombrear en el crepúsculo de la tarde
Arrastra sus alas la niebla.

Kingfisher.
Allí tumbas blancas postes  humildes.

Sonido seco de pasos
Continúan regularmente
Cerca de esta lámpara.

Un granizo de tuercas
En el eco trueno de cañones.

Día del polen.
Los pájaros no tienen audacia.

Abrir una ventana
Expulsó a un mosquito.
Ondulaciones de los campos.

Una mariposa cae.
La estación que congela
Con grandes reverberaciones.

Calor del otoño.
Manchas de leopardo
Surgen viscosas bajo del sol.

Sueño de una mariposa de invierno.
Una gota de nieve derretida
En el Karakorams.

  

Pronto sobre la lámpara
se lanzarán
las tinieblas del campo de batalla

Jaula de un leopardo.
Ni una sola gota de agua
en el cielo

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Personalmente este tipo de versos me chirrían bastante(y no precisamente como lo haría una cigarra) … no me transmiten en absoluto lo que el haiku “tradicional”. Para mi, occidental, el haiku original tiene algo tan novedoso, tan diferente en su visión del mundo al situar al poeta y/o al humano al marjen o al menos descentrado de la instantánea que lo hace único y con un valor específico profundo. Nada que ver con los existencialismos egoicos y tortuosos tan presentes en nuestra cultura… que está muy bien que existan, pero quizá en el haiku, en este pequeño espacio habría que dejar sitio para que otras las “otras cosas” se manifestaran sin que huela tanto a humanidad.
Es tan sólo la opinión de alguien que inicia un camino…

Mercedes

Comentario por Mercedes Pérez

Si se asume la práctica del haiku de manera tradicional, con la flexibilidad que la propia tradición ofrece, estamos más en armonía con la naturaleza y, por tanto, con lo que hay de natural en nosotros. Eso es asumir el haiku como camino. Si lo vemos como solamente como hecho literario, claro que son lícitos todos los intentos de quebrantar la norma, pero el precio puede ser la disolución del haiku mismo y, con ella, la pérdida de una visión del mundo de la cual estamos cada vez más necesitados.
Saludos desde La Habana.

Comentario por jorgebraulio

Tener una visión amplia de la historia del Haiku es entender su propia evolución… y en sí mismo es belleza, también… ciertamente el uso de figuras pueden ahogar la esencia del Haiku, pero opino que la tendencia puramente descriptiva, no solamente es fruto de la decadencia a la hora de plasmar belleza, sino que puede dar paso como bien dice el texto a un “haiku chato y conformista kyakkan shasei” (bosquejo objetivo) y describía solamente cosas monótonas e insistió que el haiku debe expresar una belleza bien determinada”. Esta tendencia meramente descriptiva se confundo mucho, hoy día, en occidente, con la vitalidad esencial del Haiku ya que, puede ser decadente en el sentido de perder la fuerza trascendente (aunque puramente sencilla y esencial) que transmite todo buen Haiku. A veces, las exageraciones, no se ven solamente en un expresionismo desbordado, sino en los extremismos que también pueden tocar la ilusión de creer que se está plasmando algo esencial, cuando solamente se trata de algo monótono, soso, que no llega al alma.

Comentario por José Manuel.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: